En este momento estás viendo 5 Consejos para Mejorar una Biblioteca CRA

5 Consejos para Mejorar una Biblioteca CRA

  En algún momento todos hemos visto una Biblioteca CRA reluciente, nueva y tan maravillosa que nos saca un suspiro. Sin embargo, el presupuesto de nuestro colegio podría no ser suficiente para replicar un espacio tan completo, entonces ¿Por dónde debemos partir cuando tenemos un presupuesto acotado?

En nuestros propios hogares todos somos expertos del ahorro y sabemos cómo llevar a cabo remodelaciones graduales, puesto que en solo contadas ocasiones tendremos el presupuesto para una remodelación absoluta de nuestro Living, Cocina o Habitación, así mismo, cada 1 o 2 décadas nuestro colegio tendrá el presupuesto para remodelar la Biblioteca CRA entera, entonces ¿Qué es mejor? ¿Esperar a que el colegio tenga los recursos para remodelar el CRA por completo? quizás en años más, ¿O remodelar parcialmente por etapas? Si lo planteamos así, es tentador comenzar a planificar etapas que sean más fáciles de aprobar en términos de presupuesto. Pero ¿Cómo remodelar gradualmente una Biblioteca CRA y generar un impacto visual? ¿Cómo revivir una Biblioteca antigua y aburrida para transformarla en algo completamente nuevo ahorrando dinero y manteniendo elementos ya existentes?

Es más simple de lo que parece, pero no exento de trabajo. En este articulo revisaremos 5 consejos para rejuvenecer tu Biblioteca CRA, ahorrando dinero y ganando tiempo.

 

1. PINTURA

Primero, lo primero. Ninguna sala, Biblioteca o Laboratorio, lucirá como nuevo si de fondo hay pintura sucia y vieja, esta es la primera clave. Este primer paso implica trabajo, dado que hay que mover todo, cubrir con papel ventas, piso, etc. Sin embargo, es un proyecto de bajo costo, puede ser realizado por personal del colegio y su impacto visual será considerable. Si no sabes que color quedaría bien, te recomendamos colores claros cercanos al crema o marfil. Recuerda que los colores claros producen un efecto visual de amplitud, te recomendamos alejarte de los tonos oscuros. Evitar el blanco absoluto para los muros también podría ser una buena idea, dado que se deteriora y ensucia con mayor facilidad. Respecto del cielo, te recomendamos el blanco por su luminosidad.

 

2. LUZ Y CORTINAS

La Biblioteca CRA es un lugar de estudio, lectura, trabajo e interacción. Es evidente que un lugar destinado al estudio y trabajo debe ser luminoso, pero no en exceso. Para iluminar la Biblioteca el ideal es la luz blanca semi directa o indirecta. La luz natural también es clave, por lo que si la Biblioteca tiene ventanas serán de gran ayuda para aportar luz natural. Sin embargo, el CRA es un lugar perfecto para ver una película, documental o video, por lo que puede ser de gran ayuda contar con cortinas del tipo roller blackout, para oscurecer temporalmente el espacio. Respecto de las cortinas también recomendamos colores claros, idealmente en tonos similares a la pintura elegida para los muros, esto ayudará a darle armonía al perímetro de la Biblioteca.

Pintura y Cortinas nuevas ya suena bastante bien, pero hasta ahora todo es color crema y blanco ¿Dónde está la alegría y motivación que queremos transmitir a los alumnos? ¿Dónde está la energía por descubrir nuevos conocimientos? Aprender es entretenido y estimulante, y así de debe ver nuestro CRA.

 

3. PROYECTO EN ETAPAS

Una remodelación parcial o por etapas podría ser más fácil de ser aprobada en términos de presupuesto. Sin perder de vista el objetivo final que sería remodelar por completo la Biblioteca CRA, es una buena idea subdividir el proyecto en etapas. Una buena idea es tomar un espacio subutilizado del CRA y destacarlo con una nueva imagen. Existen diversas posibilidades que podrían renovar tanto la imagen visual, como colaborar en potenciar el programa educativo. Te dejamos 3 ideas:

  • Área de Lectura. Si tuviésemos que describirlo, en una palabra, nosotros elegimos: Acogedor. El rincón de lectura invita a sentarse con calma y comodidad a leer un libro, un cuento o escuchar un relato que nos dejará una lección valiosa. Este rincón debe reflejar eso y ser estimulante, alegre e inspirador. Usemos colores, alfombras y puffs, para crear una zona acogedora. Recomendamos estantes bajos con libros al alcance de los más pequeños y algún elemento central que le de una atmosfera inspiradora a este rincón, puede ser un mural, una gráfica en el muro, o bien, una estantería alegre.

  • Área de Tecnología. Brindar acceso a internet a través de computadores es un recurso clave y si tu Biblioteca CRA no cuenta con un punto dedicado a esto, es un buen momento para empujar ese proyecto. El ideal es crear una zona donde se concentre este recurso. Para esto te aconsejamos pensar en módulos individuales que brinden independencia y cierta privacidad a cada alumno, esto los ayudará a concentrarse, sentirse menos observados y potencialmente más cómodos. La cantidad de módulos dependerá de la cantidad de alumnos que suele utilizar el CRA y de los recursos del colegio. Lo usual es agrupar entre 3 y 10 módulos en paralelo. Dato clave: La mayor optimización de espacio para esto es ubicarlos en el perímetro del CRA, pegados al muro.

  • Estanterías perimetrales. Si al mirar la biblioteca se ve desorganizada, llena de elementos que no tienen un lugar definido y material educativo juntando polvo sobre los muebles, es posible que la mejor inversión sean estanterías que los ayuden a dar un look totalmente renovado al CRA. Para esto, tres breves consejos:

    • Aprovecha la altura. Trata de llegar lo más alto que puedas con los muebles, esto brindará espacio de almacenaje adicional. No te preocupes de que los más pequeños no tengan acceso a todo, los cubículos más altos pueden ser dedicados a almacenar textos de uso poco frecuente o material didáctico para actividades específicas.

    • Muebles con puertas. En un CRA no todo son textos empastados, organizar esa clase de recursos suele ser más fácil, el problema son los recursos educacionales que no son textos, o bien, las cosas que solían no tener un lugar. Las puertas te ayudarán a guardarlos y ocultarlos a la vista, esto derivará en que la biblioteca se vea mucho más ordenada y armónica. Puedes optar por elegir un par de muebles con cerradura en sus puertas, por si requieren resguardar algunos elementos.

    • Llama la atención de tus clientes. Suena como una frase de marketing, pero sabemos que invitar a las y los estudiantes a leer puede ser desafiante, deja que los aborde la curiosidad. Utilizar exhibidores de textos es una buena idea, mostrar portadas atractivas o el texto destacado del mes/semana puede colaborar en que se sientan más atraídos a tomarlo y aprender algo nuevo. Existen muebles que combinan la función de exhibidor y estante librero tradicional.

 

4. NO SATURES EL AMBIENTE

Todos hemos escuchado alguna vez la frase: Mucha información. Exactamente eso es lo que queremos evitar con este cuarto consejo. Para que un espacio luzca limpio, ordenado y armónico, es necesario que lo pensemos como un todo. La clave está en los equilibrios. Este punto puede tener diversas implicancias, pero nos enfocaremos en dos errores muy comunes:

  • Muros de colores variados o fuertes. En gustos no hay nada escrito, es una frase muy cierta. Sin embargo, bombardear de colores un espacio satura y lo puede volver cansador a la vista. Hay estudios que señalan que la abundancia de colores fuertes en un cuarto, pueden convertirse en un distractor que afecte la capacidad de concentración de los estudiantes. Con lo anterior no estamos sugiriendo decorar nuestro CRA como un quirófano blanco y frio, pero si debemos tener en cuenta que los colores pueden estar presentes en una proporción justa que aporte alegría sin saturar el espacio. Un punto para tener en consideración es que los textos ya aportan un mix de colores, a lo que debemos sumar la decoración que hemos puesto en los muros y los colores que puedan aportar en justa medida los muebles.

  • Exceso de decoración: Muy vinculado al punto anterior, al decorar la biblioteca CRA es importante cuidar la cantidad de elementos que elegimos para colgar en muros y poner sobre los muebles. La ausencia de decoración puede resultar en un CRA sin identidad o aburrido, así como, el exceso de decoración puede resultar en un espacio lleno de elementos satelitales que pueden hacer lucir desordenada nuestra biblioteca.

 

5. POTENCIA LA IDENTIDAD DE LA COMUNIDAD

Toda comunidad estudiantil tiene una identidad que puede estar muy marcada en algunos establecimientos, y puede ser un poco menos evidente en otros. Sin embargo, todas las comunidades pueden ser representadas, hasta cierto punto por algún elemento común. Lo anterior puede ser una creencia o figura religiosa, un barrio emblemático, un histórico fundador, o simplemente por pertenecer a una zona específica del país. Incluir imágenes que hagan alusión a la cultura estudiantil puede colaborar no solo a decorar el CRA, sino también, a que los estudiantes sientan que el lugar los identifica y les pertenece.

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a explotar tu creatividad y mejorar el CRA de tu colegio con los recursos disponibles.

Deja una respuesta

2 × 5 =